jueves, 19 de noviembre de 2015

Los Grigori



Los Grigori proviene del griego egrḗgoroi, que significa Observadores o vigilantes, que también son conocidos como los  hijos de Elohim; los cuales son un grupo de ángeles caídos de la mitología judía mencionados en algunos textos apócrifos judíos y Bíblicos y en el Libro del Génesis.
En estos textos se menciona que los Grigori fueron seres que se aparearon con las "hijas del hombre"  naciendo de esta unión una raza de semidioses conocida como los Nephilim.
Según el Libro de Enoc, los Grigori suman un número de 200 pero sólo sus líderes son mencionados, así que quizá haya una lista mas grande de ello. Lo interesante de esto se debe a lo que vivimos hoy en nuestros días, ya que estos ángeles caídos habitan en un mundo invisible para nosotros aunque no se descarta la posibilidad de que algunos seres humanos los podamos ver entre nosotros ya que los Grigori sabrán muy bien a quien poder manipular ya que están al tanto de los errores humanos y de la ira y la violencia en la que nos desenvolvemos en  esta tierra; así que esto les facilita para  poder poseer a un ser débil de mente y así apoderarse de sus actos y caer en una explosión de actos mortales y daños a otras personas. Por lo que los humanos solo veremos a esa persona como un ser psicópata. 


Los Grigori son nombrados en la Biblia como Ángeles Caídos en el Libro del Génesis, los cuales se aparearon con las hijas de los hombres y como fruto de esto nacieron gigantes monstruos "de tres mil codos de talla cada uno" (Enoc 7:2) llamados: Los Nephilim; palabra que significa "los caídos", o "los que hacen caer",   los cuales habitaron en Canaán, estos seres famosos  desataron la violencia sobre la tierra y pervirtieron a la humanidad. Los Grigori tenían la misión de velar y proteger a la raza humana en la tierra pero pudo mas la lujuria y el deseo sexual hacia las hijas de los hombres. Según el libro de Enoc Semyazza, siendo el líder convenció a otros Grigori a unirse a él para fornicar con las mujeres.

Otro pecado de los Vigilantes fue enseñar a varios humanos artes creativas y ciencias ocultas - sobre todo Azazel, que les enseñó los secretos de la guerra, lo cual llenó la tierra de violencia y causó la ira de Dios (Enoc 8:1). Por ello se dice que Dios al ver la maldad en ellos envió  a varios Arcángeles a destruirlos, entre ellos al Ángel Gabriel para hace la guerra con ellos y así eliminarlos.
Y a Gabriel dijo el Señor: Ve a ellos, a esos bastardos, réprobos y nacidos de fornicación, y aniquila de entre los hombres a éstos y a los hijos de los vigilantes. Sácalos, azúzalos unos contra otros, que ellos mismos se destruyan luchando, pues no han de ser largos sus días. Y todos te rogarán por sus hijos, mas nada se concederá a sus padres, pues esperaron vivir casi eternamente; que habría de vivir cada uno de ellos quinientos años. (Libro de Enoc, 10:9, 10).
Ahora, los gigantes nacidos de los espíritus y de la carne serán llamados malos espíritus en la tierra y sobre ella tendrán su morada. Malos espíritus han salido de su carne, porque de arriba fueron creados y de santos vigilantes fue su principio y su primer fundamento. Mal espíritu serán sobre la tierra, y malos espíritus serán llamados. Los espíritus de los cielos en el cielo tendrán su morada, y los espíritus de la tierra, que han nacido sobre la tierra, en ella tendrán su morada. Los espíritus de los gigantes, los nefilim, oprimen, corrompen, atacan, pelean, destrozan la tierra y traen pesar; nada de lo que comen les basta, ni cuando tienen sed quedan ahítos. Y se alzan esos espíritus contra los hijos de los hombres y sobre las mujeres, pues de ellos salieron (Libro de Enoc, 15:8-12).
Por último, la sentencia de los asociados de Semyazza es descrita.

Y a Miguel dijo el Señor: "Ve, informa a Semyaza y a los otros que están con él, los que se unieron a las mujeres para corromperse con ellas en todas sus torpezas. Y cuando todos sus hijos hayan sido aniquilados y hayan visto la perdición de sus predilectos, átalos por setenta generaciones bajo los collados de la tierra hasta el día de su juicio definitivo, hasta que se cumpla el juicio eterno. En ese día serán enviados al abismo del fuego, al tormento, y serán encadenados en prisión eternamente. Entonces, desde ese momento, arderá él y se deshará juntamente con ellos, y quedarán atados hasta la consumación de las generaciones. (Libro de Enoc, 10:11-16).

Después de la destrucción de los Gigantes, Dios causó el Diluvio Universal para destruir a los humanos que se habían corrompido. A excepción de Noé, su familia y las siete individuos de cada especie de animales y aves  y un par de cada especie de animales y aves.


No hay comentarios:

Publicar un comentario